FRASES DE LA HISTORIA

Total de piezas: 343

FrasesFrases de la historia

ALEJANDRO Magno inicia la conquista de la India llegando hasta la desembocadura del Indo.


ALEJANDRO Magno inicia la conquista de la India llegando hasta la desembocadura del Indo. En su camino hacia la India vence al rey Poro y lo hace prisionero. “¿Cómo quieres que te trate?” – le pregunta. “Como a rey” contesta Poro. La respuesta le gusta tanto a ALEJANDRO que concede a Poro la libertad y no sólo eso, sino que le restituye el reino añadiéndole incluso nuevas provincias. Poro se convertirá en uno de su más fieles aliados.

Esta pieza también aparece en ... ALEJANDRO MAGNO (Rey de Macedonia)

Fallece Publio Cornelio Escipión, Africano el Mayor, y es enterrado según su disposición en Liternum.


Los últimos años de Publio Cornelio ESCIPIÓN, Africano el mayor, fueron amargos para él ya que fue acusado de recibir sobornos. Al fin las acusaciones fueron retiradas pero ya ESCIPIÓN se habia expatriado para siempre de Roma retirándose a su casa de campo de Liternum (Italia). Pasó sus últimos días en el cultivo de su finca, donde escribe sus memorias, y cuando muera se dice que ha pedido que su cuerpo sea enterrado allí, y no en su país ingrato. Fallece el 3 de diciembre del año 183 aC. Su requerimiento es atendido, y su tumba aún existirá en Liternum en el tiempo de Tito Livio. Su epitafio dice así: “Ingrata patria, ne ossa quidem habebis“ (Ingrata patria, ni siquiera tienes mis huesos). Es difícil resumir en tan breves frases la angustia, la frustración, el desapego, el hastío, la amargura, la tristeza, la ira, la incomprensión…de quien lo dio todo por alguien y solo recibe desprecio, dolor, indiferencia…Es difícil resumir el castigo mental que tuvo que sufrir.

Esta pieza también aparece en ... PUBLIO CORNELIO ESCIPIÓN  • ROMA (REPÚBLICA) (509 aC - 27 aC)

El Senado romano nombra cuestor de la Hispania Ulterior a Julio César. Éste llega a Hispania.


El Senado romano ha nombrado cuestor de la Hispania Ulterior a JULIO CÉSAR. Éste en la fecha, llega a Hispania. Tiene 32 años. Principalmente se sitúa en Cádiz. Es en esta ocasión cuando, en esta ciudad, lanza el famoso suspiro delante de la estatua de Alejandro que, a aquella edad, había ya conquistado el mundo: “A mi edad, dijo, Alejandro ya había conquistado el mundo, y yo soy aún desconocido”

CÉSAR da la orden famosa: “Iacta alea est (la suerte está echada)”


Al alba del día siguiente, 12 de enero, CÉSAR da la orden famosa: “Marchemos hacia donde nos llaman los signos de los dioses y la iniquidad de los enemigos. Iacta alea est (la suerte está echada)”. La reacción de los soldados es una aclamación unánime. Al frente de sus hombres, CÉSAR, que no admite la autoridad de POMPEYO, cruza el Rubicón marchando hacia Roma que será abandonada por POMPEYO al no tener sus legiones en Italia. Se inicia la Guerra Civil entre POMPEYO y JULIO CÉSAR (49-45 aC.). Desde entonces “cruzar el Rubicón” tiene el significado de dar un paso irrevocable. (La frase “Iacta alea est” -habitualmente traducida como “la suerte está echada”, sería la traducción de una expresión griega que significa literalmente “los dados han sido echados” o “lancemos el dado”.)

JULIO CÉSAR, en la fecha, se enfrenta a FARNACES II en Zela, en el Ponto occidental: Veni, vidi vinci.


JULIO CÉSAR, en la fecha, se enfrenta a FARNACES II en Zela, en el Ponto occidental, y la lucha es tan rápida y la derrota tan definitiva -sólo dura cinco días- que JULIO CÉSAR envía al Senado el resultado de la batalla resumida en tres palabras: Veni, vidi, vinci  (Llegué, vi y vencí).

Esta pieza también aparece en ... JULIO CÉSAR (Dictador romano) • PONTO • ROMA (REPÚBLICA) (509 aC - 27 aC) • SIRIA

César muere traspasado por veintitrés puñaladas. La plebe urbana se mantendrá fiel a su recuerdo.


Hace algún tiempo que un adivino ha advertido a JULIO CÉSAR de un gran peligro que le espera en los idus de marzo. En aquel día CÉSAR, al dirigirse al Senado para hacer ratificar sus voluntades, encuentra al adivino y sonriendo le dice: “Ya han llegado los idus de marzo”. “Sí -responde el adivino-, pero todavía no han pasado”. En los idus de marzo del año -44, los conjurados, en número de sesenta, se lanzan sobre CÉSAR intentando matarle, ante el temor de que pretenda coronarse “Rey” o “Emperador”, pero él se defiende heroicamente hasta que ve a BRUTO, al que ama como un hijo, con la espada desenvainada. Entonces, perdiendo toda voluntad de resistir, se cubre con su mano gritando: “¿Tú, también, BRUTO, hijo mío?”. Y dejándose caer a los pies de la estatua de su antiguo enemigo POMPEYO, muere traspasado por veintitrés puñaladas. La plebe urbana se mantendrá fiel a su recuerdo.

JESÚS, cuando “era ya de doce años” acompaña a sus padres José y María a Jerusalén en Pascua.


En esta fecha, JESÚS de Nazaret (Judea), cuando “era ya de doce años” (Lc 2;42) acompaña a sus padres JOSÉ y MARÍA a Jerusalén en la fiesta de la Pascua. Pero al volver, el niño JESÚS se queda en Jerusalén sin que sus padres -en principio- lo echen en falta porque creen que está en la caravana con sus parientes o amigos. Al darse cuenta de que no es así, se vuelven a Jerusalén en su busca. Al cabo de tres días le hallan en el templo, sentado en medio de los doctores, oyéndolos y preguntándoles. Dice el Evangelio de Lucas que “cuantos le oían quedaban estupefactos de su inteligencia y de sus respuestas”. Después de la regañina consiguiente en la que JESÚS les dice a sus padres: “¿No sabíais que es preciso que me ocupe de las cosas de mi Padre?, -pregunta que ellos no llegan a comprender-, baja con ellos a Nazaret. Su madre guardaba todo esto en su corazón. El Evangelio termina este episodio diciendo que “JESÚS crecía en sabiduría y edad y gracia ante Dios y ante los hombres”.

“Ve tú mismo a decirle a Augusto que ya has sido pagado”.


Un ciudadano romano, viendo un día pasar un cortejo fúnebre por una plaza de Roma, lo hizo parar y dirigiéndose al difunto le dijo: “Por favor, di al emperador César Augusto que las sumas que había dejado al pueblo no han sido todavía pagadas”. TIBERIO, cuando lo supo, hizo llamar al ciudadano que había protestado y le preguntó que cuánto le tocaba a causa del legado de Augusto. El hombre dijo la suma que creía que le correspondía y TIBERIO se la hizo pagar escrupulosamente… aunque luego lo mandó ejecutar diciéndole: “Ve tú mismo a decirle a Augusto que ya has sido pagado”.

Esta pieza también aparece en ... ROMA (IMPERIO) (27 aC - 395 dC) • TIBERIO (Emperador romano)(14 - 37)

Los pretorianos de de palacio, sobornados por AGRIPINA la Menor, aclaman a NERÓN nuevo emperador.


En Roma, los pretorianos de la guarnición de palacio, convenientemente sobornados por AGRIPINA la Menor -última esposa del fallecido emperador CLAUDIO I-, aclaman a NERÓN como nuevo césar (54 – 68). NERÓN, sobrino nieto de Claudio es un joven atractivo y amable aunque también débil de carácter, que se tiene por artista. Con diecisiete años de edad, hijo de Cneo Domicio Ahenobarbo y de AGRIPINA la Menor, se convierte en el quinto emperador romano sucediendo a Claudio I. AGRIPINA, ha logrado posponer a Claudio Tiberio “Británico”, hijo de Claudio I y su anterior esposa Mesalina, en la sucesión al trono en beneficio de su hijo NERÓN. NERÓN, durante los primeros tiempos de su reinado demostrará ser un gobernante razonable y sensible “¿Por qué me enseñaron a escribir?”, exclama al firmar su primera sentencia de muerte.

PEDRO huye de Roma a causa de Nerón. Se encuentra con Jesús en la Vía Apia y le pregunta: ¿Quo vadis?.


En los hechos de Pedro XXXV (apócrifos) y en el Comentario de Origenes al Evangelio de Juan así como en el Sermón contra Auxencio de Ambrosio, se cuenta la tradición de que PEDRO -en la fecha- huye de Roma a causa de la persecución neroniana y en su huida, se encuentra con JESÚS en la Vía Apia. PEDRO le pregunta: ¿Quo vadis?. La respuesta de JESÚS es que iba a Roma para que lo crucificaran de nuevo, lo que PEDRO interpreta como una referencia indirecta a que debe regresar para sufrir el martirio. Contra lo que se afirma en ocasiones , no debería rechazarse la posibilidad de que el relato cuente con alguna base histórica. Una pequeña iglesia romana, conocida como Domine Quo Vadis y reconstruida en el siglo XVII conmemorará este episodio.