PEDRO IV el Ceremonioso (Rey de la Corona de Aragón) (1336-1387)

Total de piezas: 74

Del matrimonio ALFONSO IV el Benigno y LEONOR, nace JUAN. Rompimiento de PEDRO con su madrastra.


Del matrimonio entre ALFONSO IV el Benigno y LEONOR de Castilla, nace JUAN. LEONOR es ambiciosa y dominante, y aprovechando los achaques y la debilidad de carácter del rey, no tarda en lanzarse a una verdadera cacería de concesiones a favor de sus dos hijos: Fernando y Juan. La ambiciosa reina intenta incluso, aunque sin éxito, desplazar a su hijastro PEDRO (hijo de TERESA de Entenza) de la sucesión, a favor de su hijo FERNANDO. Esto motivará el rompimiento del primogénito PEDRO con su madrastra y hasta con su padre.

El obispo de Barcelona se niega a juzgar a algunos caballeros porque el infante PEDRO es muy riguroso.


El 23 de abril de 1334 el infante PEDRO, primogénito de Alfonso IV y gobernador general del reino, aprovecha su estancia en Catalunya para ordenar al veguer de Gerona y Besalú que prenda a un hombre principal que ha intentado convencer al rey de que no done al infante la ciudad de Girona y otros lugares. También manda encarcelar por asesinato a algunos caballeros, pero el obispo de Barcelona se niega a juzgarlos porque el infante es muy riguroso.

Previendo Leonor el fin del rey, y temiendo las iras de su hijastro Pedro, huye con sus hijos a Castilla.


ALFONSO IV el Benigno pasa sus últimos años retirado a causa de la enfermedad y prácticamente secuestrado, sin contacto con sus familiares y consejeros. En este año, previendo LEONOR el próximo fin del rey, y temiendo las iras de su hijastro PEDRO, huye con sus hijos a Castilla.

Fallece ALFONSO IV el Benigno dejando tras de sí una familia real dividida por la oposición del heredero Pedro IV.


Víctima de una hidropesía, fallece, en la fecha, ALFONSO IV el Benigno, rey de la Corona e Aragón, dejando tras de sí una familia real dividida y la presencia de claros signos de crisis en todos sus estados por la oposición del heredero, PEDRO IV, y los valencianos a su intento de crear el marquesado de Tortosa para el hijo de su segundo matrimonio con Teresa de Entenza. Su primogénito y sucesor -futuro PEDRO IV-, no está presente ni en el óbito ni en las exequias.

Empieza el reinado de PEDRO IV el Ceremonioso, Rey de la Corona de Aragón.


Empieza el reinado de PEDRO IV Rey de la Corona de Aragón (1336-1387). Su obsesión por la burocracia, por dejar constancia escrita de todos sus actos y decisiones le valdrá el sobrenombre de “el Ceremonioso” o, por otra cuestión, el “del Punyalet”. En la zona peninsular de la Corona de Aragón se registra un momento de auge y engrandecimiento mientras en el Mediterráneo se evidencian signos de crisis y retroceso. Educado en Zaragoza, posiblemente para apartarle de la influencia de su madrastra, LEONOR de Castilla, se corona por su propia mano en dicha ciudad y recibe luego los homenajes de Catalunya y Valencia. PEDRO IV luchará en el mar por asentar su dominio en Cerdenya, Sicilia y Mallorca y se enfrentará en guerra abierta con Génova. PEDRO IV era pequeño de estatura (tanto que en las ceremonias públicas solía aparecer con un casco coronado por un dragón alado para parecer más alto.

Las conversaciones de paz entre la Corona de Aragón y Génova se cierran con la firma de un tratado.


Las conversaciones de paz entre la Corona de Aragón y Génova iniciadas por Alfonso el Benigno se cierran este año -reinando PEDRO el Ceremonioso- con la firma de un tratado que determina el mantenimiento de las posiciones sostenidas en aquel momento por ambas partes.

PEDRO IV el Ceremonioso se encuentra enfrentado con su madrastra LEONOR de Castilla


PEDRO IV el Ceremonioso se encuentra enfrentado con su madrastra LEONOR de Castilla, mujer de carácter dominador y que para proteger a su hijo FERNANDO había hecho crear el marquesado de Tortosa, con una gran extensión de tierras y habiendo pasado a ser esta ciudad como un estado independiente que perjudicaba la herencia de la corona. PEDRO el Ceremonioso da orden de confiscar todos los bienes de su madrastra y de los hijos de ésta, a quienes el testamento de Alfonso IV había concedido considerables señoríos. Esta orden pone el reino al borde de la guerra con Castilla. Pero el pleito se soluciona en la reunión de Daroca, donde se acuerda la devolución de lo confiscado.

PEDRO el Ceremonioso, lleva a término una política de concordia con el resto de los reinos peninsulares.


Durante los primeros años de su reinado, PEDRO el Ceremonioso, lleva a término una política de concordia con el resto de los reinos peninsulares.

Esta pieza también aparece en ... CORONA DE ARAGÓN (1162-1716)