MAXIMILIANO II (Rey de Austria y Emperador del SIRG, 1564-1576)

Total de piezas: 15

FELIPE, a los siete años, se está educando en Salamanca. Con él, lo hace también, su primo MAXIMILIANO.


Desde que en 1533 CARLOS I (V) había regresado a España había decidido apartar a FELIPE de la perjudicial compañía de “tantas mujeres”. A los siete años de edad, el príncipe FELIPE, coincidiendo con el nuevo período de su educación real en manos de su tutor Juan Martínez Silíceo, hombre de letras y de espíritu complaciente y otros profesores, vive en Salamanca. Llega entonces a España otro niño un año menor que él, noble, juguetón y hablador en exceso; se trata de su primo MAXIMILIANO (Futuro Maximiliano II, emperador del SIRG), hijo de su tío FERNANDO, y ambos se educarán juntos, a lo largo de varios años, sin muchas simpatías el uno por el otro. FELIPE, pálido, rubio, delgado, los labios de su madre, la frente paterna, prefiere jugar a la guerra y al escondite con el portugués Ruy Gómez, ese inseparable y fiel compañero de travesuras que habrá de estar ya para siempre a su lado.

Llega a España MAXIMILIANO, el primo del príncipe FELIPE, para casarse con la infanta María


A mediados de setiembre de 1546, llega a España MAXIMILIANO, el primo del príncipe FELIPE, para casarse con la infanta MARÍA, la hermana de FELIPE. Se inician los preparativos de la boda. El príncipe FELIPE recibe a MAXIMILIANO en la ciudad de Valladolid. Los dos jóvenes vuelven a mirarse sin mucha simpatía. Cortesía, mutuo recelo y desconfianza son las tres notas que percibirán sin dificultad los embajadores de los distintos reinos y estados. MAXIMILIANO es el máximo rival del regente de España para la corona imperial.

Se celebra la boda de MAXIMILIANO con MARÍA, entre el deseo de agradar y la desconfianza.


Entre la cortesía y el recelo, entre el deseo de agradar y la desconfianza, se celebra -en la fecha- la boda envidiada en todas las cortes de Europa. MAXIMILIANO, rey de Bohemia, hijo del rey Fernando, se casa con MARÍA, hermana de FELIPE, príncipe de Asturias y regente de España en ausencia de su padre.

FELIPE viaja para encontrarse con su padre. MAXIMILIANO queda en Castilla como regente transitorio.


FELIPE decide encontrarse con su padre al que no ve desde hace más de cinco años. La armada que trajo a MAXIMILIANO dándole escolta hasta España, es ahora la misma que conduce a FELIPE al encuentro de su padre y a hacer valer mediante su presencia los derechos sucesorios al imperio germano. MAXIMILIANO queda en Castilla, como regente transitorio, en compañía de su esposa.

Esta pieza también aparece en ... FELIPE II el Prudente (Rey de España) (1556-1598)

Orden de sucesión de CARLOC (V): FERNANDO, su hermanoi; FELIPE, su hijo; MAXIMILIANO, su sobrino.


Se reúne la Dieta en Augsburgo. El resultado final es: FERNANDO -hermano de Carlos-, FELIPE -hijo de Carlos- y MAXIMILIANO -hijo de Fernando, sobrino, por tanto de Carlos- sucederán, en ese orden, a CARLOS (V). MAXIMILIANO, avisado por su padre, abandona repentinamente España y se presenta en Augsburgo a defender sus derechos. El tema queda planteado en los términos acordados pero sin que nadie decante con claridad el resultado hacia alguna de las facciones en litigio. Se decide esperar a que el tiempo lo resuelva.

MAXIMILIANO (II), siempre se ha opuesto a la alternancia con su primo FELIPE (II) en la diginidad imperial.


MAXIMILIANO (II), hijo del emperador FERNANDO I, siempre se ha opuesto a la solución de la alternancia con su primo FELIPE (II) en el ejercicio de la dignidad imperial, ya que espera ser el sucesor directo de su padre en el trono imperial. Pero a estas alturas, MAXIMILIANO todavía no ha sido elegido sucesor de su padre en ninguna de sus tres coronas: la imperial, la de Bohemia y la de Hungría. La razón es muy clara: El primogénito del emperador Habsburgo tiene simpatías hacia los protestantes. Por fin, MAXIMILIANO se ha resignado a ceder. Al tiempo que el concilio de Trento avanza hacia su conclusión, y consagra la división de los cristianos, el archiduque hace ostentación formal de su religiosidad católica, a cambio de la cual es elegido, en la fecha, como “rey de romanos” de Bohemia y de Hungría.

El nuevo emperador del Sacro Imperio, MAXIMILIANO II, recibe los archiducados de Alta y Baja Austria.


Habiendo fallecido Fernando I emperador del SIRG, en su testamento ha seguido la antigua costumbre germánica del reparto de territorios entre los hijos. Así, pues, los dominios patrimoniales que ha regido su abuelo Maximiliano I son divididos entre sus tres hijos. MAXIMILIANO II, sucede a Fernando I como emperador de Alemania (1564-1576) y recibe los archiducados de Alta y Baja Austria. FERNANDO II del Tirol, obtiene en propiedad el condado del Tirol (del que era gobernador) y una serie de territorios dispersos en la región alemana de Suabia. A CARLOS II de Estiria, el tercero de los hijos de FERNANDO I, le corresponde, en la herencia, el ducado alpino de Estiria, título con el que ha sido conocido. MAXIMILIANO II, intentará una conciliación con los protestantes, pero los acuerdos del Concilio de Trento (1564) la harán imposible. Por otra parte, mientras los emperadores Fernando I y su hijo MAXIMILIANO II estén ocupados con la amenaza de la invasión turca, el protestantismo en Alemania se expandirá rápidamente.

FELIPE II, usando de su prudencia, no reclama, a la muerte de FERNANDO I, la corona del imperio germano.


FELIPE II, usando de su prudencia, no reclama, a la muerte de Fernando I, la corona del imperio germano; se limita a saber que su primo MAXIMILIANO será coronado y acepta esta sucesión directa como natural a la necesidad de sus deseos. MAXIMILIANO II es su aliado como ya lo ha sido FERNANDO I. Madrid-Viena constituian un eje seguro de estrategia y el imperio y la monarquia católica aunaban sus alianzas familiares sin necesidad de discordias ni de tensiones de índole personal. España y Alemania gozaban, pues de la herencia de los Austria. Los embajadores cruzaban sus fronteras, visitaban una y otra corte.

MAXIMILIANO II, sucede a su padre, Fernando I, como rey de Hungría.


MAXIMILIANO II, sucede a su padre, Fernando I, como rey de Hungría (1564-1576)

Esta pieza también aparece en ... HUNGRÍA / Húngaros. Magiares

A FELIPE II le preocupa el problema de su sucesión al trono y al dominio de sus estados.


A FELIPE II lo que realmente le preocupa es el problema de su sucesión al trono y al dominio de sus estados. Su hijo CARLOS cada día está peor. María Tudor no le había dado hijos. Tampoco Isabel parece ser fértil tras casi tres años de vida marital. El rey se acuerda entonces de MAXIMILIANO II, su único aliado en la defensa de las fronteras de Europa. A falta de un primogénito digno, pensará en sus sobrinos. Por otra parte, el rey desconfia de las tendencias protestantes de MAXIMILIANO II. Escribe, pues, a su primo y hace que sus hijos RODOLFO y ERNESTO vengan a España con el pretexto de visitarle. Todo debía ser hecho con naturalidad, de forma que sus deseos no fueran públicos, si él no se veía forzado a llevar a cabo tan resolutiva y dolorosa determinación.